El mejor regalo de Navidad. Un microscopio para niños.

Ahora que se acercan las Navidades ¿Te has planteado regalar un microscopio para niños?

A estas alturas muchos niños ya habrán escrito sus cartas a los Reyes Magos o a Papá Noel, y la búsqueda de regalos diferentes ya ha comenzado.

Por eso, hoy os quiero hablar de un regalo genial para los niños, de primaria o más mayores, un microscopio.

Un microscopio es el regalo perfecto, y no sólo para los niños que ya han demostrado su amor por la ciencias.

microscopio para niños

¿Qué beneficios tienen los microscopios para niños?

Con un microscopio los niños descubrirán un mundo nuevo.

Con los microscopios se favorecen aspectos como la observación, la concentración y las habilidades analíticas.

Se estimula su curiosidad y sobre todo aprenden que las cosas se pueden ver de diferente manera.

El microscopio les permite analizar al detalle las cosas que despiertan su interés, pueden analizar a la perfección qué es lo que esconden mirando con él esos objetos que tanto les fascinan, y eso también les ayuda a entender que siempre hay modo de ver las cosas con mayor profundidad.

Con estos aparatos, además de desarrollar la mente científica, se estimula la paciencia y la destreza de los pequeños.

En definitiva, les ayudará a comprender un poco mejor el mundo que les rodea y su composición.

Pero… ¿Qué tienes que tener en cuenta al elegir un microscopio para niños?

Qué tener en cuenta para elegir un microscopio infantil.

Elegir un buen microscopio para niño se puede convertir en una tarea bastante complicada.

Por una parte vas a encontrar una gran variedad de modelos. Puedes encontrar desde maletines con todo lo necesario para iniciarles en la observación, a modelos más sofisticados que le asombrarán con increíbles imágenes del mundo microscópico.

Así que, para que la tarea de elegir el microscopio perfecto sea algo más sencilla te tienes que fijar en los siguientes aspectos.

Calidad óptica

Que sea un microscopio destinado a los niños no implica que tenga que tener una mala calidad óptica.

Cuanto mejor calidad óptica tenga más se podrán divertir los pequeños, por ejemplo observando cosas tan comunes como las células de una cebolla.

Aunque que tenga una buena calidad óptica tampoco quiere decir que se equipare con la de un microscopio profesional, pero es mejor no escatimar en este aspecto.

Materiales

No debemos perder de vista que se trata de un microscopio para niños. Así que, una de las cosas más importante en las que nos debemos fijar es en que sea resistente.

La mejor opción es optar por modelos fabricados en plástico resistente y de calidad.

Formato

Casi todos los microscopios infantiles tienen un formato similar al de los mircroscopios de laboratorio, con un único visor.

Pero existen otras opciones que pueden ser más adecuadas para los más pequeños, como los modelos binoculares que permiten que los niños miren con los dos ojos, como si fueran prismáticos, por lo que son más sencillos de utilizar por los pequeños.

Sencillos de utilizar

Otro punto importante a la hora de elegir un microscopio para niños es que sea sencillo de utilizar.

Su manejo debe ser intuitivo, sin instrucciones complicadas.

Aumentos

Lo más habitual es que los mircoscopios tengan tres tipos de lentes con diferentes capacidades que oscilan entre los 20 y los 1.200 aumentos.

En algunos existe la posibilidad de comprar comprar lentes de aumento como accesorios que pueden sustituir a las originales.

No son recomendables los modelos de un solo objetivo o lente con un aumento de unas 20 a 50 aumentos aproximadamente, aunque son más económicos limitan mucho el uso del microscopio. Ya que sólo lo podrán utilizar para observar los detalles de sellos, monedas o minerales, pero no podrán observar muestras microscópicas.

Seguridad

Con lo niños la seguridad siempre es un punto muy importante. Por eso debemos elegir microscopios que no incluyan piezas que se puedan romper con facilidad, sobre todo si están destinados a los niños más pequeños.

Es muy importante asegurarse de que el niño que va a jugar con él tiene la edad mínima recomendada según el fabricante.

Accesorios

Los accesorios que incluya pueden hacer mucho más divertida la tarea de observar.

Entre los accesorios más básicos se suelen incluir muestras para observar como células de algodón, insectos…

Pero también hay otros accesorios más avanzados como los portaobjetos o los cubreobjetos para que los pequeños preparen ellos mismos las muestras que van a observar.

En la mayoría de los casos también se incluyen una pipeta y tintes para muestras o pinzas, bisturíes o limas, que nos ayudan a poder generar y manipular directamente las muestras sobre las placas.

Leave a Reply