Bee Bot, un robot programable para los más pequeños

Hoy os quiero hablar de Bee-Bot, uno de esos «juguetes» que aunque está pensado para los más pequeños también es el sueño de sus padres.

Y es que no nos engañemos, los robots molan mucho.

El Bee Bot es un robot programable secuencial con forma de abeja.

Este robot es muy colorido, fácil de utilizar y muy amigable. Está diseñado para niños, especialmente en la etapa de educación infantil y primaria. Y con él los niños pueden aprender control, lenguaje direccional y programación.

Este simpático robot está especialmente indicado para niños entre los 3 y los 7 años, aunque los más mayores también pueden aprender y divertirse con él.

Como está pensado para niños pequeños el robot bee-bot tiene una interfaz de programación con unos botones muy sencillos de utilizar por ellos, y se pueden programar secuencias de movimiento de avance, retroceso y giro.

Pero conozcamos un poco mejor al Bee-Bot

¿Qué puede hacer el Bee-bot?

  • Almacena hasta 40 instrucciones en programa.
  • Tiene cuatro botones para programar sus acciones (avanzar, retroceder, girar a la derecha y girar a la izquierda), un botón para hacer una pausa de 1 segundo, otro para vaciar la memoria y uno más para comenzar el programa.
  • Para que los niños sepan que han pulsado de forma correcta sus botones y ojos emiten luz y sonido.
  • Con cada orden de avance el robot avanza 15cm. mientras que con las órdenes de giro lo hace 90º
  • Cuando se acerca a una distancia menor de 25 cm de otro Bee-Bot o a un Blue Bot, interactúa con ellos saludándose con un parpadeo y un pitido
  • Graba audio para reproducir para confirmar cuando se introducen comandos. Al pulsar cualquiera de las teclas de flechas se oye un pitido para empezar a grabar, mientras que cuando se acaba el tiempo de grabación se escuchan dos pitidos. Al volver a pulsar la tecla se escucha la grabación.
  • La abeja Bee bot también reproduce audio cuando sigue los comandos. Si tiene asociado un sonido a una tecla, al reproducir la secuencia de movimiento, además del movimiento también reproduce el sonido.

Además cuenta con batería recargable. Se carga mediante cable USB, aunque también se puede cargar a través de una estación de carga que se vende por separado. 

Aquí puedes aprender más sobre Bee-Bot, el robot programable para niños

¿Qué beneficios tiene el Bee-Bot para los niños?

Ya te he hablado de los beneficios de la robótica en niños, pero te voy a contar de una forma un poco más específica los beneficios que tiene integrar este robot programable en el día a día de los más pequeños.

Entre sus beneficios se encuentran:

  • Se estimula el lenguaje de direcciones, la lateralidad y la comprensión de otros conceptos espacios temporales.
  • Con esta simpática abeja también se favorece la habilidad manual. También estimula el desarrollo de la motricidad fina y la precisión en los niños.
  • Les ayudará a desarrollar el razonamiento lógico y la comprensión del concepto causa y efecto.
  • Refuerza la creatividad de los más pequeños
  • Mejora la coordinación ojo-mano.
  • Favorece la observación y la expresión de emociones.
  • Además, con la abeja bee-bot se pueden trabajar contenidos de todas las áreas de aprendizaje. Se pueden trabajar materias tan distintas como las matemáticas al trabajar con números, figuras geométricas, operaciones aritméticas. Pero también se favorece el lenguaje al ampliar el vocabulario, las letras del alfabeto o las instrucciones básicas. Pero también se pueden trabajar el resto de materias como las ciencias sociales o naturales e incluso la educación física.

El uso del Bee Bot en la Educación STEM

Con este simpático robot los niños desarrollarán habilidades fundamentales en las siguientes áreas:

Ciencia: A través del Bee-Bot, los niños aprenden sobre robótica y tecnología básica. Pueden explorar conceptos como el movimiento, la dirección y la velocidad, fundamentales en el estudio de la física.

Tecnología: El Bee-Bot introduce a los niños en la programación y la robótica de una manera simple y accesible. Aprenden a dar órdenes secuenciales y a entender cómo sus instrucciones afectan el comportamiento del robot.

Ingeniería: Aunque en una escala básica, el uso del Bee-Bot permite a los niños comprender cómo se construyen y operan los robots. Pueden empezar a entender cómo la combinación de hardware (el robot físico) y software (las instrucciones que le dan) trabajan juntos.

Matemáticas: El Bee-Bot es una herramienta excelente para enseñar conceptos matemáticos. Los niños aprenden sobre medición, distancia, y pueden practicar habilidades de conteo y cálculo al programar los movimientos del robot.

¿Buscas opciones similares? No te pierdas estos robots

En resumen, el Bee-Bot es una herramienta educativa valiosa para introducir a los niños en conceptos STEM de una manera práctica y lúdica, fomentando el aprendizaje interactivo y la exploración en áreas clave para el desarrollo tecnológico y científico.

Deja un comentario