Disfraz de esqueleto para brillar en Halloween

Para los más pequeños siempre hay una excusa para disfrazarse. Halloween se convierte en la ocasión perfecta para hacerlo con este disfraz de esqueleto que brilla en la oscuridad.

disfraz de esqueleto

Cada vez están más de moda las costumbres americanas. Y por eso, para una cita tan especial con los espíritus, nada mejor que un disfraz de esqueleto con el que podrán ir de casa en casa atemorizando a sus habitantes y pidiendo chucherías.

Este disfraz de esqueleto se compone de un mono negro con los huesos impresos en blanco. Cuenta con capucha y está 100% realizado en poliéster.

Este disfraz de esqueleto es perfecto para Halloween porque permite que los niños lleven su ropa debajo y la capucha les protege del frío. Sin duda uno de los puntos fuertes de este disfraz y lo que va a hacer que tu hijo lo desee con todas sus fuerzas es que la parte impresa brilla en la oscuridad. ¿Hay algo más chulo para un niño que brillar en la oscuridad?

Este disfraz de esqueleto está recomendado para niños entre 5 y 7 años. Y como a esas edades las caretas o máscaras pueden causar cierto agobio no la incluye, aunque si lo deseas puedes complementar el look de miedo con maquillaje.

Disfraz Infantil - Esqueleto Brilla en la Oscuridad 5-7 años
  • Disfraz
  • Halloween rubí
  • Esqueleto
  • Juguete
  • Rubies Costume Company

Beneficios para los niños del disfraz de esqueleto

Aquí ya te he hablado de los beneficios para los niños de disfrazarse. Pero con este disfraz de esqueleto luminiscente los niños pueden disfrutar de los siguientes beneficios.

Les puede ayudar a superar su miedo hacia los temas como la muerte. Este disfraz de esqueleto, al brillar en la oscuridad, le aporta un toque alegre al tema que puede resultar muy beneficioso para los pequeños.

Además favorece la imaginación y la creatividad. La teatralización que supone disfrazarse de esqueleto fomenta su poder de crear historias con las que divertirse.

También potencia la expresión verbal y de emociones. 

Y por supuesto ayuda a que los niños se relacionen favoreciendo la actividad social.

Sin duda es un disfraz ideal para salir a disfrutar de Halloween y brillar en la oscuridad.